Mis mas fieles sufridores....

viernes, 1 de octubre de 2010

LAS NIÑAS DE MIS OJOS....



Hoy le he hablado a varias personas, de las niñas de mis ojos..... Mis dos perritas, aquí donde me veis q lo mismo valgo pa un roto q pa un descosio, soy peluquera canina, hace años q ya no ejerzo pq por desgracia en mi ciudad no es algo q se pague como se debe y esta la cosa mu mal, si te pones por tu cuenta no puedes cobrar lo q deberías y si trabajas para otros no te hacen ni contrato, por lo tanto después de muchos años con negocio propio, lo tuve q dejar.....


Todo este rollo viene a cuento pq siempre he tenido perro, mi primera perrita fue Sugar, me la compre a plazos, llegue a un acuerdo con el criador, q era un buen amigo mio y acorde pagarsela en varias veces, era una perrita para presentar a exposiciones, con apellido noble y todo....yo la arreglaba y la ponia a punto para las exhibiciones, era una Kerry Blue Terrier, muchos de vosotros ni sabreis que perro es, es muy poco conocido, son perros dulces como la miel, obedientes, y faciles muy faciles de tener en un piso, no sueltan pelo y eso tambien es muy de agradecer.


Ella era una delicia de perrita, vivimos las dos solicas muchos años, y me conocía mejor q nadie, sabia q si estaba de mal humor  tenia q apartarse hasta q se me pasara, si estábamos de wenas, sabia como podía conseguir lo q ella quería....etc....El día q se fue lo pase fatal, NUNCA, JAMAS, tendré otro animal igual.....Era UNICA.... Tenia los ojines mas expresivos y dulces q os podáis imaginar.....



Después vino Harley, mi yorky, creo q ha sido la única perrita de su raza, q no ladraba a todo quisque, (mis sudores me costo quitarle la manía...) era buena, súper obediente, y divertidisima...... 




Tenia la costumbre de llevar por la calle su juguete en la boca desde el parque hasta casa, era muy pequeñita, pesaba un kilo y medio poco mas, y siempre le gustaban los juguetes enormes, imaginaos cuando íbamos paseando por la calle y ella tan enanita, con un cacho juguete enorme en la boca, solía llevar huesos o peluches de los míos.......Se fue muy prontito, creemos q envenenada.....


Ya os digo q ha dado la casualidad q llevo varios días acordandome de ellas, y he querido presentaroslas, son de lo mejorcito q ha pasado por mi vida, ojalá pudieran volver conmigo, las dos a la vez, seguro q se llevarían de lujo.....


Ves Olga? Te entiendo perfectamente....

Es mas, tengo q confesaros q aun hoy, 8 años después aun llevo la chapita de Sugar en mi llavero.....Y aun tengo el peluche favorito de Harley durmiendo encima de mi cama ;-DDDD

27 comentarios:

Miri dijo...

No te imaginas cuanto te entiendo, tuvimos a SNOB el perrito mas dulce del mundo, por 14 anios, lo recibi de regalo de unos amigos cuando solo tenia 2 semanas, despues de una larga enfermedad, nos dejo y jure que nunca mas tendria una mascota en casa, no quiero pasar por segunda una experiencia de perder a otra!!!!!
sweetcakestoronto
besos
miri

PANDORA dijo...

Dios mío, Anica, me has dejado echa polvo porque tengo un perro y se lo que es eso.
En casa con mis padres tuvimos a una perrita durante muchos años, Jessy, llamada así porque en la época que me la dieron yo era adolescente, en la tele daban FAMA y yo estaba enamorada de Jessy Velasquez, no se si lo recordarás. Esa perrita era la pera, causaba sensación deonde iba por lo despierta e inteligente que era. Ni raza ni na, era un cruce de pequinés con otra cosa, pero eso era lo de menos.
Murió de una infección en el oido y nos costó mucho superarlo a todos.
en el 96 llegó Tara, una perrita abandonada que me siguió durante un paseo de más de dos horas y finalmente se quedó con nosotros 12 años. El médico calculó que cuando la encontramos debía tener unos 3 añitos y que la habían maltratado. Esa perra era todo corazón, siempre detrás de ti, siempre buscando mimos. Se la quedó mi madre pero como en esa época vivió varios años conmigo, era de las dos. Nos dejó hace un par de años y nos costó muchas lágrimas, a mi madre, a mi y a la veterinaria.
Y el amor perruno de mi vidam, Pipo. Este perro era de mi padre, pero cuando el faltó, me lo quedré yo. Todo el mundo decía que estaba loca, porque tenía una gata (Lola, y en esa época tenía a mi madre y a Tara viviendo en mi casa, que donde iba con tantos animales, pero era el perro de mi padre, así que moralemente fuí incapaz de no quedármelo.
Sigue con nosotros 8 años después, ahora tiene 14 , y es el perro más querido que se pueda imaginar. Pequeño, de unos 6 kilos, raza indefinida mezcla de caniche y terrier, con su pelito largo de color gris.Creo que estoy demasiado centrada en él, mi hermana me dice que es "solo un perro", pero lo veo tan mayor (aunque el tío está muy ágil, no te creas), tiene 1 catarata, y está malito del corazón. Es super cariñoso, aunque cuando sale a la calle cambia como "Jekill y Hyde"y va ladrándole a todos los perros del mundo.Mi sueño es que dure unos añitos más, porque ahora mismo cada vez que pienso que tiene ya una edad, me pongo enferma. No se que haré el día que falte, te lo digo en serio.
Por eso, cuando he leido tu entrada, me he visto tan identificada y me ha producido tanto dolor que tenía que contártelo, lo siento por la parrafada.
Besitos

Cocinica dijo...

Me has enternecido con tu historia, yo he tenido varios, pero en casa de mi madre, cuando era soltera.

Pero ya de casada, a pesar que dije que nunca más tendría un perro, mi hijo mayor nos trajo a Zac y fué la alegría de mi vida, vivio 10 años y desgraciadamente un cancer se lo llevó, después de dos operaciones, no he llorado más en mi vida y todavía lo hago. Era guapísimo y cuando salía de la peluquería, yo si que lo llevaba, causaba sensación.

En fin, esto solo lo entiende el que ha tenido perro.

Un abrazo

Curra dijo...

Ana como entiendo lo que nos cuentas.
He tenidos dos perros. Y cómo los hecho en falta!!!.
Un abrazo

Ingrid dijo...

Te entiendo perfectamente, en casa de mis padres siempre hemos tenido perros, son la cosa más hermosa que hay en el mundo! el amor que te dan, ninguna persona es capaz de igualarlo. Mis padres ahora tiene 2 perros ya muy mayores... con los que yo he crecido y que pronto se irán y no quiero ni imaginarme la pena tan grande que habrá en casa. Yo como ya vivo sola recogí un cachorro de la perrera y ya tiene 9 meses! es la vida de la casa!! Gracias por compartir esto con nosotros! Mil Besos!!

Merchi dijo...

Que lindos tus amores!!. Y como se nota que los quieres mogollón, aunque no estén, al igual que los echa de menos. ¿Sabes?, yo también tengo un perrillo, es un westie highland terrier y lo adoro. Me hace muchísima compañía, es muy buenin, super cariñoso, la mar de sociable(con decirte que la gente lo quiere un montón y si no lo llevo conmigo por la calle ya me preguntan por él jajajaja). Le encantan los niños, que lo soben, que le hagan masajes, que lo rasquen jajajaja, la verdad es que lo tengo mimadito al cien por cien. Pero es que es un solete, digno de querer. Y si le ves que cara más guapa tieneeeeeeeeeeeee, es pisioso.
Ahora que lo tengo, entiendo muy bien a la gente que los pierde por unas causas u otras, solo de pensarlo ya se me ponen los pelos como escarpias.
Puedes llegar a quererlos tanto ¿verdad?, son tan agradecidos, tan compañeros.
Lo que has escrito sobre los tuyos, es muy lindo cielo. En tus palabras se nota el inmenso cariño que aún les profesas, es normal. Han formado y formaran parte de tu vida para siempre.
Un beso preciosa, y arriba ese ánimo eh, que no te quiero ver tristona ;)

Marymary dijo...

Te entiendo tambien perfectamente, desde luego eres un encanto de niña... no te digo mas :)
Un besazo y buen finde!

gnomito dijo...

Ay que penica me ha dado lo que le hicieron a tu Sugar ,¿como puede haber gente tan desalmada en el mundo capaz de envenenar a un animal?, no lo entiendo. Dice mucho de ti como persona que sigas teniendolos presentes en tu vida y es que nunca se debe olvidar lo bueno que nos ha pasado. Besicos.

Ana Rial Ybáñez dijo...

Hola Anica,
me has tocado el corazón.
Mis perros siempre han sido mis amigos, mi familia, mis confidentes, mis compañeros de juego.
No se vivir sin perros.
Mi marido me dice que en una vida anterior tuve que ser perra, y yo le digo que sí, para ser luego mejor persona jejejeje.
He pasado muchas veces por ese trance de perder esos amigos tan especiales. Por desgracia se van antes que nosotros y no pueden acompañarnos toda una vida.
Tal vez son así de generosos y poco egoístas para darnos la oportunidad de conocer y amar a más a los de su especie.
Desde niña abrazaba a cualquier perro que me encontraba por la calle para susto de mi madre, que me decía que un día me iban a morder. ¡Jamás me a mordido un perro! Ellos saben muy bien quién los quiere y quién no.
Cuando perdemos a un amigo perruno siempre pensamos que no queremos pasar más por ahí. Mucha gente dice como Miri, la chica del comentario anterior, que no tendrá más perro.
Yo sin embargo no puedo vivir sin ellos, y ninguno puede sustituir a otro, pero te dará mucho amor y compañía incondicional y cada uno será especial por ser él mismo.
Hay que quedarse con lo bueno, con esos recuerdos de amor.
Yo ahora tengo un pequeñajo de 3 años, ARY, como yo digo, un "Yorkquiche", mezcla de Yorkshire y Cañiche, que adopté. Me engañaron diciendo que tenía 5 semanas y no tenía ni 3, ni dientes aun. Es la alegría de la casa después de lo que me costó convencer a los de casa que ya no querían más perros, tras la muerte mi familia de pastores alemanes, padre, madre e hijo, que cada uno vivió 13 años casualmente y murieron uno tras otro al cumplirlos. La madre y el hijo en mis brazos, al sacrificarlos para que no sufrieran más tras intentarlo todo, es duro, muy duro y te quedas muy mal,pero se merecen una muerte digna y que una sea fuerte para acompañarlos en ese proceso, abrazarlos, mirarlos a los ojos y decirles, tranquilo mi amor, no estás solo, estoy contigo.
Ánimo, querida Anica, sigue recordándolos, es bonito, siempre viviran en tu corazón y en tu recuerdo.
Un besazo

Espe dijo...

nosotros cuando viviamos en el pueblo siempre tuvimos perro.y me encantaba...son mas agradecidos.....
me ha llamado la atencion lo de la perrita pequeña, envenenada?
no quiero ser mal pensada...prefiero que me lo cuentes tu...

María dijo...

Jo que lloro y to, es que eso de los animales a mi me se me endeblece el alma , si por mi fuera los recogia a todos, si quieres conocer a los mios, te dejo mi otro blog http://unrinconparadisfrutar.blogspot.com/

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Es algo que nunca se olvida porque ellos te dan cariño a cambio de nada.
Hay gente a la que no le gustan los animales, pero no puedo entender que los maltraten o envenenen.
Es muy bonito todo lo que has contado de ellos.
Nuestra mascota fue un conejo que era más listo que el hambre, murió hace dos años dejando un gran vacio en nosotros.
Besos.

Tito dijo...

Hola Anica!, que pena lo de tus perritos, lo siento mucho de verdad.

Mi mascota de casa es una cobaya! se llama Katia! pero yo le llamo Ratia desde que la tenemos!! La Ratia mejor dicho!

Es monísima, blanca y café con leche, y es lista como la madre que la parió!!! jajajaa, en cuanto nos oye que andamos cerca empieza a emitir unos chillidos que nos dejan flipaos a todos, cuando tiene hambre hace lo mismo pero en otro tono! es majísima! en fin, que da mucha penita cuando se tiene que despedir uno de su mascota, pero así es la vida, no hay otra. Estos animalillos creo que duran como unos 4 años, y ya se está acercando a ellos. A veces me quedo mirando para ella y pensando eso y me dan unos bajones que ni te cuento, pobriña! ella ahí tan tranquila y .... es una putada!

mira, entre el temita este y el baladón del Elvis que está sonando en estos momentos me estoy poniendo malo malísmo! así que mejor me voy que ya me conozco!!

Suludiños Mañica!

Rosa dijo...

Anica, me has emocionado con tus palabras. Tengo un perrito sitz-thu y ni me quiero imaginar el día que le pase algo. A mi que siempre me habían gustado los gatos y que no quería un perro ni loca y ahora es el rey de la casa. Recibe mimos por todas partes.
Un beso

Carmen dijo...

¡Qué bonitos amores, Anica!

Creo que la gente no sabemos el amor que se puede llegar a sentir por una mascota hasta que no tenemos una.

Mientras te escribo, miro con cariño y a mi pequeño gatito de dos meses. El ladrón nos ha robado el corazón.

Me duele que aún quede tanta gente que los maltrata.

Un beso

Karma dijo...

Hola Anica, en primer lugar agradecerte tu visita y tus comentarios en mi blog y el que te hayas hecho seguidora!
He leído tu entrada, quién tiene o ha tenido animales sabe lo especiales que son en nuestras vidas y lo que los echamos de menos cuándo por desgracia un día no están. Mi gato murió hace dos años, tenía 12 años y todavía el pensar en él me suelta alguna lagrima! todavía parece que lo veo dónde él solía ponerse y aún me parece que me lo encontraré esperando detrás de la puerta...
Un besote wpa!

Laurita dijo...

A veces se quiere más a los animales incluso que a las personas...Yo no he tenido nunca perros, pero sí gatos, y los he querido muchísimo, pero danda tanta pena cuando se van, que he preferido no tener más.Difícil decisión, pero prefiero no sufrir.

Preciosas era tus perras Anica, preciosas...

Sara dijo...

Creo que has tocado mi fibra sensible, mis perritos, tengo a Zira que es una cocker negra muy guapetona que la semana pasada se nos hizo mayor 9 años ya, ha pasado por una operación pero sigue con la misma energía de siempre, solo tiene una cosa mala, ladra mucho y tiene celos de mi perrito Elvis, un bulldog inglés que me tiene loca. La perra vive con mis padres, Elvis con mi novio y conmigo y son sin duda lo mejor de mi vida.

kisa dijo...

Si que lo entiendes Ana, me ha encantado ver las fotos de tus niñas son preciosas.
El trabajo de peluquera canina es verdad que no esta muy bien la cosa y mas ahora con lo de la crisis , pero si vivieras aqui te digo si tendrias trabajo se muchos animales areglados al pelo.

El mio no era de raza era mestizo rotwailer con pastor aleman una mezcla rara pero era guapisimo y de pequeño con los ojos azules y ya de mayor los tenia como verdosos, el color era marron muy oscuro casi negro con marron claro el la boca y las patas y las manos y el pecho blanco, el para mi ha sido en muchos momentos mi paño de lagrimas y tambien en el que me apoyaba y me anima a moverme cuando estaba tan mala con mi emfermedad y cuando tenia brotes el nunca se separaba de mi iba a todos lados y hasta se metia conmigo en la cama para darme calor , le sigo echando mucho de menos y ahora que estoy escribiendo estoy llorando como una magdalena .... de pensar en el y como me pedia siempre algo de nuestra comida y yo se lo mezclaba con su pienso, bueno no me enrollo mas que si no no paro.
Me ha echo mucha ilusion que compartieras conmigo esas fotos tan preciosas de tus niñas
Mil besosss

Sarita dijo...

Hola, acavo de descubrir tu blog y me da mucha pena leer este post. Yo tengo una perrita de 12 años que justo acavo de presentarla hoy en mi blog por si la quieres ver. Me da panico que llegue el día en que se vaya, es toda una vida a su lado y duele mucho solo de imaginarselo (jolines ya me he puesto a llorar). Bueno pues me quedo por tu blog. Un beso!

sebeair dijo...

Ana si me pudieras ver ahora mismo con lágrimas en los ojos y los pelos de punta, yo perdí a mi perro hace seis años y no creo que pueda volver a tener uno jamás. Era un cruce de pastor alemán y pastor belga precioso de verdad y muy juguetón, me conocia mejor que nadie, me daba mimos cuando me veía triste o enferma, en fin ya te lo puedes imaginar. Junto al dolor de perderlo se me suma el sentimiento de culpabilidad opr no haber estado cno él cuando faltó y no haberle podido ayudar. Muchísimos besos para ti cielo.

SEFA dijo...

Ana, es verdad lo que cuentas, pero tambien digo, que si no se ha tenido un animal, no se entiende, yo tuve una perrita que la tuve que regalar pues se hizo tan grande que no podia estar en el piso, pero eso si, le busque una preciosa casa con jardin, eran los padres de uan amiga y fue feliz hasta el final de sus dias.
Un abrazo.Sefa

más que hermanas dijo...

No me puedo creer que tu primera perrita se llamara Sugar!! la nuestra también!! era un perro de aguas español, blanca y de ricitos y la queríamos un montón! Aún la tenemos muy presente
y ahora tenemos 2 yorkshires, los quiero con locura! si es que los animales para mí son lo más!
un beso

LA NUBE DE ALBA dijo...

Es bonito y algo doloroso tener esos recuerdos..pero es muy especial...yo hace 5 años tenia una Yorky (LOLA) y me la robaron...imaginate el disgusto!es una impotencia impresionante...y ahora tengo una hermanastra de LOLA,le llamo AUDREY,pesa 1,3kg, es super dulce tambien y es de las que tampoco ladra...que trabajo cuesta educarlas en eso...tienes toda la razon..jejej, y siempre se me viene a la cabeza lo bien que se llevarian si Lola apareciese...en fin..debemos quedarnos con la parte buena que hemos vivido de ellas...
Muchas gracias por pasarte por mi blog tm!
Besitos wapa!!!

Olga dijo...

La verdad es que a los animales se les quiere mucho, te hacen siempre compañía y eso vale mucho. Tu racha es regular pero no te creas que la mía ha sido muy allá, pero hay que vivir el presente. La perra de mis padres, mi padre y mi gato se han ido en un año y poco. En fin, vamos a pensar en cosas mejores. Lo dejo, no te quiero agobiar.
Un saludin y buen domingo.
Olga

Anónimo dijo...

Te entiendo perfectamente....cuando era pequeña, recuerdo que por reyes siempre pedia un perrito, un pastor alemán, pero nunca llegó (problemas alegico/asmático de mi madre), y la verdad mis padres siempre han tenido ese granito de arena, proque por más que quisieran no podían. Cuando me independicé, mi segundo sueldo fue para un preciso pastor alemán mancho fuego.....el criador, (de bastante nombre y recomendaciones) me aseguró que estaba libre de enfermedades, pedrigree de campeones...un pastón me costó Krom, pero no había dinero que no pagase por tenerlo conmigo. Fue creciendo y una malformación hereditaria en el una de las cabeza de hueso de las patas delanteras lo fastidiaron. No podía correr, no podia dar largos paseos.......hice todo lo que estuvo en mi mano y más por sacarlo adelante y salio. Estuvo conmigo un año, el mejor de todos, porque me sentia segura y feliz por primera vez en mucho tiempo. Era un perro estupendo, un porte, una elegancia, obediciencia....(todo lo que te diga es poco y creo que lo entiendes), pero estuvo muy poco tiempo, con un año y medio, sin presentar sintomas de nada se me fue en mis brazos...40 kilos de perro que no se como pude cargar y llevarlo rapidamente a algun veterinario...todo lo que hice en ese ultimo momento no me lo devolvió (murio por malformación congenita de corazon......). Lo que me queda de él es su recuerdo y su mirada noble y de gracias (por estar a su lado) que me dejó al marchar, y por su puesto su vacio.

Ahora tengo una perrita cocker, yo también juré no tener ningún animal más...fue un regalo de una persona que daria su vida por mi y no lo pude rechazar. La estamos criando juntos desde hace 2 años, es muy juguetona, nerviosa, también muy noble, obediente (mi trabajo me costó por su nerviosismo jejej) y aunque la quiero con locura, se que no podrá llenar ese vacío que aún me queda.

Gracias a todo aquel que me lea...lo necesita. Gracias por post como estos.

Mil gracias.

nee* dijo...

Uff, te entiendo perfectamente, es que se convierten en un miembro más de la familia, nunca he tenido perros, pero si gatos, y los echo muchísimo en falta.

Besos!